Exquisito pan de calabaza

Sé que hace mucho calor para prender el horno pero… cuando traes antojo de un delicioso pan pues aún con todo y calor horneamos.

Éste delicioso pan o panqué de calabaza me gusta muchísimo, es una receta muy antigua que me regaló una muy querida amiga.

Si te gustan los panes especiados, densos y húmedos éste es tu pan, ¿Qué tal una tarde de estas calurosas con una buena rebanada de éste delicioso pan de calabaza acompañado con una deliciosa limonada helada?

Ingredientes:

1/2 taza de acetie vegetal
1 taza de azúcar moscabado
1/2 taza de azúcar estándar
2 huevos grandes
1 taza de calabaza cocida y escurrida (puede ser de lata)
2 tazas de harina
1 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
|/4 cucharadita de clavo de olor
1/4 cucharadita de nuez moscada
1/4 cucharadita de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 tazas de pasitas (yo no pongo)
1/2 taza de nuez
1/4 de taza de agua

Procedimiento:

En un tazón amplio coloca los primeros cinco ingredientes y revuelve con batidor de globo.

En un tazón aparte mezcla los siete siguientes ingredientes (seco) y revuelve con una cuchara a integrar perfectamente.

Ahora, vacía los ingredientes secos a los líquidos  y mezcla perfectamente.

Agrega las pasas las nueces y el agua, revuelve de nuevo.

Coloca la mezcla en un molde para panqué previamente engrasado.

Mete al horno precalentado  por unos 45 minutos a 180°C  o hasta que al introducir un palillo éste salga todavía un poco húmedo, con algunas moronitas de pan, así no te quedará seco.

Saca del horno y desmolda después de 5 minutos, deja enfriar en una rejilla.

Una vez frío envuelve en papel transparente y puedes meterlo al refrigerador.

Acompaña con una limonada bien fría.

10 ¡Disfruta!

 

Croquetas de atún

¡Algunos días sin escribir en el blog! Pero por más que quiero, “nomás” no encuentro tiempo, pero hoy quiero compartir una receta muy sencilla contigo, de esas que son caseras, de la abuela y que al menos a mí me encantan.

¿Te gusta lo empanizado? Debo confesar que  a mí ¡Me fascina todo lo empanizado! Desde un filete de pescado, de cerdo o res,  pero éstas croquetas creo que son uno de mis platillos favoritos.

¿Por qué me gustan? Bueno me gusta mucho ésta receta porque el atún toma una consistencia cremosa al combinarlo con la bechamel, entonces no es la típica receta que revuelves con papa y se siente seca. Otro punto muy importante es el empanizado, que como ya te dije , ¡Me encanta!

Ingredientes:

10/12 croquetas

3 cucharadas de mantequilla
3 cucharadas de harina
3 cucharadas de cebolla picada finamente
1 taza de leche tibia
3 latas de atún en agua bien escurridas
1 zanahoria pequeña pelada y cortada en minicuadritos
1 pizca nuez moscada (opcional)
Sal y pimienta al gusto
1 huevo batido ligeramente
Pan para empanizar
Aceite el suficiente para freír
Salsa mexicana

Procedimiento:

En una olla pequeña coloca la mantequilla a fuego medio junto con la cebolla.

Una vez que la cebolla está transparente agrega el harina y mueve continuamente hasta dorar.

Ahora, con un batidor de globo bate agregando la leche poco a poco, debe de quedar una salsa muy espesa, sazona con la nuez moscada, sal , pimienta.

Agrega la zanahoria cruda y el atún escurrido revuelve perfectamente.

Ahora coloca en un plato hondo un huevo y bate ligeramente, en otro plato hondo el pan crujiente y en un plato plano dos servilletas absorbentes.

Toma un poco de del atún (si queda muy aguadita la masa agrega un poco de avena o pan molido) y forma bolitas, pasa por huevo, por pan, de nuevo por huevo y pan, fríe.

Coloca cada croqueta en el papel absorbente y termina con todo el atún.

Sirve con salsa mexicana a la cual le puedes agregar unos cuadritos de aguacate.

¡Disfruta!

 

Manchamanteles

¿Conoces el manchamanteles? Ésta es una receta que yo había escuchado mucho y siempre había querido hacer y por una u otra razón no me había dado el tiempo, pensaba que era muy difícil.

Ahora puedo decir que el manchamanteles es una de mis recetas favoritas ¡Me encantó! Resulta que los moles en nuestro país son muy especiales, es un platillo de nuestra gastronomía mexicana que se elabora para ocasiones muy especiales (claro que también elaboramos moles sencillos para el diario), cada tipo de mole tiene su propia historia y tradición

Mole es sinónimo de fiesta, de tradición, de historia cultural y familiar, ¡Me enamora tanto por todo esto mi país! Me emociona, se me acelera el corazón pensar que en una casa se hará mole para un festejo ya que éste proceso lleva días y días de planeación y finalmente los invitados a la fiesta probarán en un momento las horas de dedicación que la autora o autor del mole pasó en el la elaboración del mismo, ¡Cuánto amor puede haber en un sólo platillo! ¿No te admira?

El manchamanteles se elabora en varios estados del país , Oaxaca lo considera uno de sus 7 moles,  en Puebla, ciudad de México, Jalisco, Guerrero y Veracruz. también se elabora. Ésta es una receta de conventos que dependiendo del estado se elabora con diferentes chiles y frutas las cuales pueden ser durazno, perón, piña y plátano macho, aún jícama. También la carne puede variar, puede ser cerdo o pollo, de cualquier forma éste mole es ¡Delicioso! Tiene un sabor dulzón, afrutado, ¡Exquisito! De verdad muy muy rico.

Pues pronto se acerca el día de las Madres y en nuestro país es un día de fiesta y siendo así pues el manchamanteles me parece el platillo ideal para celebrar a Mamá. Ahora, no te desanimes con lo dicho anteriormente sobre los días y días de anticipación ya que éste mole en particular es muy sencillo, no incluye tantos ingredientes ni mucho tiempo.

Y hablando de celebraciones, éstas incluyen regalos, ya sabes que para mí ésto no es lo más importante, lo más importante para mí es el tiempo que pasas con tu familia, amigos y seres queridos, pero aún así un regalito no cae nada mal ¿no?

Bueno pues yo ya tengo el mío y nada de regalito, ¡Regalote! Vitamix, me regaló su súper licuadora para que la probara y les contara qué tal me pareció.

Siempre les he compartido que si te gusta la cocina siendo una ama de casa, un hombre apasionado por la cocina, chef, cocinero etc…siempre he sido de la idea de tener las herramientas adecuadas para realizar tus platillos. Tanto ingredientes como herramientas de primera calidad (no necesariamente lo más caro) son básicos para trabajar con eficiencia, es decir hacerlo de forma más efectiva y gastar el menos tiempo posible en ello, obteniendo el mejor resultado posible.

En la cocina y más ahora en el tiempo en que vivimos, en donde vivimos de forma tan acelerada queremos instrumentos que nos hagan la vida más fácil, ésto es lo que he experimentado con mi Vitamix. En menos tiempo hago lo mejor, me ahorro pasos en cada platillo al usarla y además con un sólo aparato en un sólo paso hago delicias para mi familia y amigos.

No estoy exagerando al decir que la Vitamix es un gran aparato, me encantó su capacidad para licuar ingredientes en seco, por ejemplo, puedes hacer una crema de cacahuate, de almendras o de nuez de la India tan tersa como la comercial pero natural y a tu propio gusto, sin conservadores ni saborizantes artificiales. También puedes elaborar helados con fruta natural, sopas que al introducir los vegetales crudos y el caldo salen calientes ¡Sólo para servir! Por supuesto licuados de frutas naturales, leche de almendras, de nuez,  puedes elaborar tus propias harinas de avena, de trigo, sorgo, arroz integral, cebada, linaza,  etc…. ¿No te parece una maravilla?

Vitamix me encanta por que no es una licuadora desechable como ahora la mayoría de los aparatos que compramos. Está diseñada para que la uses por muchos años y aún la heredes antes de comprar el siguiente modelito. Más que un gasto, para mí es una inversión en tiempo y calidad para tu cocina.

Buscando una utilidad práctica en la cocina mexicana para la Vitamix, pensé en un mole. En la elaboración de un mole es muy importante que la salsa o mole tenga una textura agradable tanto a la vista como al paladar, que no se sienta “granuloso” , debe de tener una textura muy tersa, no sentir en el paladar un pedacito de ésto o aquello sino una combinación homogénea de todos los ingredientes.  Ésto lo logramos al colar la mezcla de chiles, semillas y especias, éste proceso para mí es el más difícil de toda la elaboración del mole.

Mi experiencia con la Vitamix al hacer el mole fue impactante, no tuve que colar el manchamanteles, su textura fue tan tersa como si hubiese sido pasado por un cedal. Así de ésta forma ahorré tiempo y la elaboración del manchamanteles fue más sencilla.

Estoy ansiosa de seguir usando mi super licuadora, ya tengo en el congelador unos plátanos, me estoy saboreando un helado de plátano. Tengo en mente una horchata de arroz, avena o amaranto, pastel de 3 leches de hotcakes, un granizado de sandía o de cualquier fruta… ¡Ufff! Tengo muchas ideas para seguir disfrutando mi Vitamix.

Por lo pronto vamos a la receta del manchamanteles ¡Receta espectacular para festejar a mamá éste 10 de Mayo! ¡Y qué mejor pretexto que una Vitamix para el día en que celebramos a Mamá.!

¡Feliz día de las Madres a todas mis lectoras que siempre son tan lindas conmigo! Les agradezco tanto su amor y paciencia hacia mí, ¡Muchas gracias!

Ingredientes:

5 piezas de pollo, muslos y piernas cocidos
10 chiles anchos sin venas ni semillas
2 cucharadas de vinagre para remojar los chiles
700 gr de jitomate
1/4 pieza cebolla
2 dientes de ajo
50 gr de cacahuates
3 pimientas gordas
1 trozo muy pequeño de canela
1 clavo
3 cucharadas vinagre de manzana casero para el mole  o más según el gusto
2 plátanos machos en rebanadas y fritos
1 rebanada de piña pelada yen cubos
1 manzana golden pelada y en cubos
Sal y azúcar al gusto
Caldo de pollo
Ajonjolí tostado para adornar
Manteca para freír el manchamanteles

Procedimiento:

1 En agua hirviendo coloca los chiles y las dos cucharadas de vinagre, deja reposar hasta que los chiles anchos cambien de color.

En un comal pon a asar los jitomates, cebolla y ajo.

Mientras tanto en una sartén pon el ajonjolí a tostar, saca el ajonjolí y ahora agrega un poco de aceite al sartén y fríe los cacahuates, saca y fríe los plátanos machos. Puedes enjuagar el sartén después de cada uso pero de ésta forma ahorras tiempo.

4 Ahora agrega en el vaso de tu Vitamix el jitomate, cebolla, ajos, cacahuate, chiles, pimientas, clavo, vinagre, sal y un poco de azúcar.

5 Procesa asegurándote que la tapa de tu vitamix está perfectamente colocada. Comienza en el nivel uno y vé aumentando la velocidad, puedes ayudarte con el tamper para facilitar el proceso.

En éste momento necesitarás un poco de caldo para que no quede tan espeso tu manchamenteles, puedes ir aumentando poco a poco el caldo y seguir procesando hasta lograr la textura deseada.

En una olla de barro o cualquier tipo de olla pon un poco de manteca, unas dos cucharadas (puede ser aceite) y agrega el mole,  añade las frutas menos el plátano y deja sazonar perfectamente, si te falta caldo, agrega. Sal y azúcar a tu gusto. Te recomiendo que los agregues después de que las frutas se hayan cocido ya que soltarán su jugo.

Ahora vamos a disfrutar,  en un plato coloca un poco de arroz blanco, la pieza de pollo, baña con el manchamanteles, adorna con ajonjolí y el plátano macho.

¡Feliz día Mamá!

Mermelada de pimientos


  1. Una muy querida amiga de la universidad me regaló unos hermosos, hermosos pimientos anaranjados, los usé en algún platillo y me quedaron dos solitos que no usé. Con el tiempo se fueron haciendo muy fellitos pero se me hacía horrible tirarlos.

Así que pensando, pensando se me ocurrió hacerlos mermelada y pues como siempre digo ¡Me encantó!

Así que te dejo la receta para que la acompañes con unas rebanadas de buen pan como el mío, queso crema y mermelada o con un pollo, chuletas de cerdo o lo que se te ocurra!

Ingredientes:

2 pimientos anaranjados cortados en cuadritos pequeños sin venas ni semillas
1/3 de taza de azúcar (puede ser más o menos según tu gusto)
1/4 de agua
pizca de sal

Procedimiento:

En una olla coloca todos los ingredientes y deja hervir hasta que se suavicen muy bien los pimientos.

Prueba de azúcar y checa de agua, si está muy aguada aún deja hervir más si le falta agua agrega.

Deja enfriar y  licua perfectamente.

Si te quedó muy aguada deja espesar en el fuego.

Envasa en un frasco de vidrio lindo

¡Disfruta!

 

Empanadas de cazón

Nunca olvidaré nuestro viaje de aniversario de 25 años de casados a Holbox, ha sido una de las experiencias más hermosas que he tenido junto a mi marido.

De verdad que tenemos un hermoso país, Holboxen ubicado en el estado de Quintana Roo es un lugar precioso, su gente tan amable y su comida deliciosa No olvido el mercado, en donde estuvimos comiendo comida tradicional, de la verdadera, regional, no para turistas, volvería una y cien veces a éste precioso lugar.

Una de los recuerdos que tengo son éstas deliciosas empanadas de cazón, ¡Me encantaron!

El cazón tiene un sabor muy particular y por lo tanto pues podrías cambiar el cazón por otro pescado pero pues el sabor ya no será igual, sin embargo tú decide si quieres cambiar por otro pescado ¡Adelante!

Ingredientes:

1/2 kg de masa de maíz (puede ser maseca hidratada)
1/3 de taza de harina de trigo (puede ser 1/4)
1/2 cucharadita de polvo de hornear
Agua tibia
Sal
200 gr de cazón
1 hoja laurel
1 chorrito de vinagre
1 rodaja de cebolla
1/4 pieza de cebolla picadita
3 jitomates tipo saladet finamente picados
Epazote al gusto finamente picado
Sal al gusto
Aceite para freír

Procedimiento:

En una olla mediana pon agua a hervir, agrega el cazón, rodaja de cebolla, vinagre, laurel y sal, deja cocer perfectamente.

Una vez cocido el cazón sácalo del agua y desmenuza con un tenedor.

En un tazón coloca la masa, harina de trigo, un poco de sal y los polvos de hornear, agrega el agua hasta que la masa quede tersa, deja aparte.

En un sartén con un poco de aceite fríe la cebolla, el jitomate y epazote

Incorpora el cazón y revuelve perfectamente, sazona y deja enfriar.

En la máquina de tortillas forma tortillas de tamaño mediano y rellena de cazón, con ayuda del mismo plástico dobla la masa y cierra la empanada.

Fríe cada empanada en abundante aceite.

Escurre en un plato sobre papel absorbente.

Noté que la salsa que siempre sirven con cada platillo típico es la siguiente: pica cebolla morada finamente, chile habanero en rodajas, sal y limón, deja reposar.

10 ¡Disfruta!