Café de olla

Ésta es la típica receta de café hecho muy a la mexicana, como cuando vas a un rancho en una tarde fría y comienza la cena con pan dulce y café de olla.

Es la receta más sencilla pero con gran sabor, son de esas bebidas que calientan no sólo el cuerpo sino también el corazón.

Ingredientes:

6 tazas de agua
6 cucharadas de café molido (usualmente se usa una cucharada por taza de agua, puedes aumentar o disminuír la cantidad de café de acuerdo a tu gusto)
2 ó 3 conos pequeños de piloncillo
1 raja de canela
1 clavo de olor (opcional)

Procedimiento:

1 Primero, en una olla mediana pon a hervir el agua con todos los ingredientes, menos el café.

Una vez que el agua tiene los sabores de la canela y el clavo, agrega el café, apaga el fuego, revuelve con una cuchara, tapa la olla y deja reposar.

Cuela el café y sirve cada taza.

Si gustas puedes agregar media tablilla de chocolate.

¡Disfruta!

Chocolate Chip Cookies, sin duda ¡La mejor receta!

¡Pues hasta pena me da que he subido solamente postres, pasteles, dulce en las últimas semanas! ¡Lo peor es que pienso en el siguiente post y pienso en dulce! ¿Qué me pasa? El siguiente post me obligaré a que sea un rico platillo salado para balancear un poco.

¡Ya sé que ésta es la típica galleta americana! Pero… está deliciosa y es imposible que no la suba al blog ya que sé que les encantan las recetas ricas así que tenía que compartirla, ¿Qué rescato de mexicano? El chocolate, orgullosamente mexicano.

Tenía varios meses deleitándome en mi instagram con unas galletas muy famosas en la ciudad de New York (claro, sólo por foto) deseando verdaderamente probarlas, así que en cuando vi una receta que decía ser la copia de esas galletas puse manos a la obra. Sinceramente no sé si son iguales o no ya que no las he probado pero te puedo decir que éstas galletas son las más ricas que he probado, es en serio, ¡ me EN CAN TA RON! Así que después de subir el video en mi instagram y cuánto gustó supuse que quizás vendría bien la receta en mi blog.

Ésta deliciosa receta la tomé del blog: Browneyedbaker

Ingredientes:

3 tazas (383 gr) harina
1 cucharadita de polvo para hornear
1/4 cucharadita de bicarbonato
3/4 cucharadita de sal
1 taza (227 gr) de mantequilla fría y en cubos
3/4 de taza + 4 cucharaditas (170 gr) de azúcar moscabado
1/2 taza (99 gr) de azúcar estándar
2 huevos fríos batidos ligeramente
1 cucharadita de vainilla
1 1/2 taza (255 gr) de chispas de chocolate (puedes usar menos)
1 taza de nuez

Procedimiento:

En una charola para galletas coloca papel estrella o estraza

En un bowl mediano mezcla harina, polvo de hornear, bicarbonato, sal y deja a un lado.

En el bowl de la batidora, acrema la mantequilla en velocidad media 1 minutos. Agrega los dos tipos de azúcar y continúa batiendo por 1 ó 2 minutos, hasta incorporar.

Gradualmente agrega los huevos y vainilla, continúa batiendo a velocidad media hasta combinar, siempre bajando los lados del tazón.

Reduce la velocidad y agrega de apoco la mezcla de harina hasta que solamente veas un poco de harina (no sobrebatas).

Con la espátula incorpora las chispas de chocolate y la nuez.

Divide la masa en unas 16 bolitas (éstas galletas son grandes), y coloca en dos charolas., puedes esperar a que salga una charola y continúas ahí mismo horneando.

Refrigera por 30 minutos

Precalienta el horno a 180°C y hornea por 18 minutos o hasta que la base de la galleta esté colo ámbar.

10 Coloca las galletas en una rejilla y se supone que deben enfriarse, pero calientitas saben más ricas 🙂

11 Una vez frías si las metes al micro 10 segundos siguen quedando como recién salidas del horno.

12 ¡Disfruta con un buen vaso de leche fría!

Delicioso pastel de vainilla y ron

Esta receta ¡Me encanta! En lo absoluto soy fan del pastel de caja pero… creo que algunas recetas con harinas preparadas si les hacemos un cambio sencillo, son súper triunfadoras, aún siendo de caja.

Ésta receta es de aquellas que nos ahorran tiempo y quedamos súper bien con sencillos cambios.

¿Hace cuánto tiempo tengo ésta receta? Me causa risa pensar en ello, ya que ésta receta es de los años de mi preparatoria, mi primer recetario, mi tiempo vivido en la Ciudad de México y precisamente una querida amiga de salón me la compartió, gracias Yuyus.

Pues el punto de ésta delicia es el ron sin duda pero también el tiempo de reposo… Al guardar el pastel por unos días, encontrarás que el sabor se intensifica… ¡Delicioso!

Ingredientes:

1 caja de pastel amarillo o de vainilla, oro (yellow cake)
1 paquete de pudding de vainilla (yo no le puse porque no lo encontré)
4 huevos
1/2 taza de agua fría
1/2 taza de aceite vegetal
1/2 taza de ron obscuro
1 taza de nuez en trozo

Procedimiento:

Calienta el horno a 180°C

Engrasa un molde tipo bundt como el que se muestra en la foto, o cualquier molde de rosca.

Coloca las nueces en el fondo del molde

En el bowl de la batidora coloca todos los ingredientes (también lo puedes hacer sin batidora, con el batidor de globo) y mezcla hasta incorporar.

Hornea por 30/40 minutos, recuerda que cada horno es diferente, está listo cuando hagas la prueba del palillo.

Enfría en el mismo molde, mientras tanto vamos a hacer el glazé:

Ingredientes para el glazé:

110 gr de mantequilla
1/4 taza de agua
1 taza azúcar estándar
1/2 taza de ron obscuro

Procedimiento:

Coloca todos los ingredientes en una olla pequeña y deja hervir hasta que el azúcar se haya disuelto.

Deja hervir un minuto más y vierte el glazé sobre el pastel que está en el molde aún.

Una vez frío tanto el pastel como el glazé, tapa con papel transparente y deja así el pastel por unos 3 días…

Desmolda el pastel en un plato lindo y ¡Listo! El aroma a ron invadirá tu cocina.

¡Disfruta!

Empanadas rellenas de calabaza

Comenzamos con las recetas otoñales, comenzamos a prender el horno de nuevo (algunos nunca lo hemos apagado), se antoja de nuevo el pan, lo calientito, el acompañante del café.

Las empanadas de calabaza es una receta muy norteña, seguramente los que me lean y viven por allá lo saben muy bien.

Esta receta me gusta muchísimo ya que es muy versátil, puedes usar la masa para hacer las hojarascas o también para hacer éstas ricas empanadas.

No tardas nada en hacer la masa, ¡Nada!, es fácil y super manejable y la calabaza en piloncillo o en “tacha” si no la haces tú puedes encontrarla en cualquier “tiendita de la esquita”.

Por supuesto que éstas deliciosas empanadas puedes rellenarlas con lo que más te guste, camote enmielado, mermelada de piña, fresa, crema pastelera, cajeta, nutella, ¡Lo que gustes! Esta receta es de mi querida Karola , ¡Gracias!

Ingredientes para la masa:

1 kg de harina
1/2 Kg de manteca de cerdo (yo puse mitad de cerdo y mitad vegetal) temperatura ambiente
1/2 taza de azúcar
1 cerveza clara a temperatura ambiente
1 pizca de sal
Azúcar y canela en trozo
Calabaza en piloncillo o en tacha hecha puré

Procedimiento:

1 Coloca en el vaso de la licuadora la cantidad de canela que gustes, yo usé como 15 cms. procesa perfectamente hasta que quede como polvo, pasa la canela sobre un colador y el polvo que queda combinarla con azúcar, cantidades a tu gusto, deja aparte.

2 En un tazón grande coloca el harina, azúcar y sal y con tu mano comienza a revolver.

3 Agrega la manteca y con las manos comienza a tratar de incorporar la manteca a los ingredientes secos, te debe de quedar una masa arenosa, debe de quedar la textura finita como arena.

Ahora, añade de poco a poco la cerveza, hasta lograr una masa muy suave, que no se pegue a tus manos, totalmente homogénea. La cantidad de cerveza dependerá de la humedad de tu harina y del medio ambiente.

5 Estira la masa con el rodillo sobre una superficie limpia y enharinada y con un cortador redondo, corta círculos.

6 Rellena cada círculo con la calabaza que ya preparaste o compraste y sella las orillas con clara de huevo, sigue hasta terminar con toda la masa, puedes volver a usar los recortes sin problema.

7 Coloca todas las empanadas en una charola engrasada o con papel encerado.

8 Mete al horno precalentado a 180°C,  por 15/20 minutos o hasta que la parte inferior tenga colo ámbar.

Mientras están en el horno pon en el vaso de la licuadora la canela y procesa hasta que se pulverice, no quedará completamente en polvo, éso es lo que buscamos, trocitos.

10 Revuelve la canela con el azúcar y coloca en un plato aparte.

11 Saca las empanadas y así calientes, pasa por el azúcar y canela y coloca en una rejilla para que se enfríen.

12 Disfruta con leche o café de la olla

¿Cómo hacer vinagre de manzana en casa? Tutorial

 

He publicado mucho sobre mis vinagres y sus “madres” en mi Fb y me han pedido muchísimo un tutorial sobre el el mismo, así que a base de preguntas y respuestas es como trataré de hacer más fácil éste tutorial.

Los datos científicios han sido tomados del artículo The Science of Mother por Harold McGee ( entrecomillados ) y los datos prácticos son a base de la experiencia que he tenido con el vinagre casero.

Me gustaría comenzar el tutorial primeramente hablando un poco de la teoría sobre el vinagre, después nos vamos a lo práctico.

¿Qué es la “madre”?

“Cuando hablamos de “madre” de vinagre, nos referimos a dos definiciones, la primera se refiere “el origen (o fuente) de vida (o actividad)” y una definición alternativa en la cual significa “residuos, sedimento, lodo”.

“Madre” se refiere a ambos, lo que queda en el vinagre después de su terminación y la sustancia que se utiliza para comenzar nuevamente el proceso.

Se trata de el material generativo y también de los residuos sobrantes del proceso en el cual se da a luz materia o sustancia”

En términos prácticos la “madre” es una tela opaca, blanquecina que comienza a formarse sobre la fruta y va creciendo conforme van pasando los días.

Entonces, ¿Esa membrana flotando en el vinagre, es la “madre?

“En el vinagre encontramos distintos tipos de bacterias del ácido acético (acetobacterias), entre ellas, Acetobacter  (un género de acetobacterias).

Existen muchas cepas o especies de acetobactias, Acetobacter xylinum se especializa en crear un estilo de tapete de fibras sólidas de celulosa (la “madre”), este tapete es útil en su función de flotar a la superficie del líquido.

Este tapete de celulosa les provee a las acetobacterias una especie de “BARCO” en el cual pueden “abordar”. Una vez a bordo pueden disfrutar de un ambiente lleno de oxígeno sobre la superficie del líquido en vez de quedarse atoradas al fondo  en medio del vinagre, obteniendo más oxígeno por lo tanto trabajan de forma más eficaz. ”

En la “madre” cohabitan en simbiosis diversos microorganismos, bacterias y levaduras beneficiosas “microbiota amiga”*

¿Cómo comienzo hacer mi propio vinagre de la “nada”?

Para comenzar a “llamar” a éstos microorganismos debemos tener un ambiente propicio para que se desarrollen.

Si tomamos agua y azúcares provenientes de fruta y/o piloncillo y las bacterias que ya se encuentran en el exterior de las frutas (motivo por el cual mucha gente no lava la fruta antes de hacer vinagre)   se pondrán a trabajar de inmediato.

Las levaduras convierten azúcares en alcohol y acetobacterias (algunas ya presentes en la fruta y otras llegarán) convierten el alcohol en ácido acético y entonces tendremos vinagre.

La piel de la fruta es como un coctel o sobrecito comprado de cultivos para que no tengamos que esperar hasta que las partículas del aire lleguen.

Entonces, ¿Qué necesito para comenzar mi vinagre casero?

4 manzanas dulces
1 litro de agua embotellada (la menos clorada que encuentres)
5 piloncillos
1 frasco de vidrio con capacidad de litro y medio o dos litros
1 servilleta de papel o manta
1 liga, hilasa o el anillo del frasco

¿Qué es el piloncillo?

En cada país tiene nombre diferente, aquí nombro algunos: Panela, piloncillo, raspadura, chancaca o atado dulce, papelón, panocha, tapitas de azúcar, empanizado, dulce en tapa.

¿Qué manzanas debo de usar?

Como puedes observar en la foto yo usé de todas. Usa de preferencia las más dulces.

¿Qué sigue?

Primeramente debes de mentalizarte que la paciencia en éste proceso es lo más importante, después parte las manzanas en 4/6 cubos e introdúcelas al frasco de vidrio, añade el agua y los piloncillos, tapa con la servilleta o manta y cierra el frasco con el anillo o la liga que utilices.

Coloca el frasco en un lugar tibio (no caliente) y observa durante los días siguientes. Si observas que las manzanas sobresalen mucho de la superficie del agua, de vez en cuando sumérgelas con cuidado y vuelve a tapar.

Después de 8 días notarás que las manzanas ya están algunas oxidadas, es decir tienen un color café claro, huele ya a sidra de manzana y comienzan a salir burbujitas, quizás un poco de espuma en la superficie. Verás mucha actividad, casi parece una bebida gaseosa.

Posteriormente, debes esperar a que salga una pequeña “nata”, un “gel transparentoso”, una “membrana opaca” poco a poco, primero la notarás sobre un pedazo de manzana, luego en otro y se van juntando ¡Ya tenemos “madre! entonces ¡Ya tenemos vinagre de manzana! Ya tenemos presencia de Acetobacter xylinum, es decir , de la acetobacteria encargada de producir vinagre, está haciendo su barquito para poder respirar y trabajar más eficientemente.

 

Entonces, ahora,  es tiempo de sacar las manzanas con mucho cuidado. Con la ayuda de una cuchara o tenedor saca las manzanas y si tienen un poco de ésta membrana quítala con cuidado  y déjala en el líquido. y vuelve a tapar el líquido o más bien el vinagre.

De un día a otro notarás que el crecimiento es asombroso, de un día para otro ya tienes una “madre” la cual va tomando la forma del frasco en donde tienes el líquido.

¿Cómo sigo “alimentando” mi vinagre?

Con el tiempo y con el uso irá disminuyendo, entonces debes de poner más agua y piloncillo al gusto.

Prueba tu vinagre de vez en cuando y si está muy ácido añade piloncillo, si está muy dulce agrega agua, si está muy concentrado agrega más agua y un poco de piloncillo, espera unos días y de nuevo ya estará listo para usar.

A mi vinagre se le metieron mosquitos y salieron gusanos, ¿Qué hago?

Cuela el vinagre y lava la madre con agua corriente.

Lava el frasco perfectamente y seca, añade agua, piloncillo y la “madre” ¡No pasa nada!

¿Cuántos años puede vivir la “madre”?

Mientras tengas los cuidados que te he dado anteriormente puede vivir generaciones y generaciones.

La “madre” se renueva, es decir notarás que la primera “madre” se irá al fondo y saldrá una nueva y así progresivamente.

Las “madres” viejitas las puedes tirar o dejar en el frasco o lo mejor sería donarlas para que alguien más tenga también vinagre casero.

Le regalas la “madre” con un poco del vinagre y la persona debe de añadir, agua y piloncillo y ¡Listo!

Así es, siempre y cuando las condiciones sean apropiadas, (temperatura ambiente moderada, espacio superficial abundante y aire en circulación constante) siempre tendrás vinagre.

¿En qué puedo usar éste vinagre de manzana en mi cocina?

Estamos tan acostumbrados a comprar el vinagre de manzana en las tiendas que no nos cabe en la cabeza que éste vinagre es lo mismo pero natural.

Entonces, puedes usarlo para vinagretas, adobos, salsas, lo que quieras.

Si una receta dice, “vinagre de manzana” ya lo tienes, el que hiciste tú.

Tus platillos sabrán más ricos, no tan ácidos, un sabor muy , muy especial, ¡Delicioso!

¿Qué beneficios medicinales tiene el vinagre de manzana?

Ahí sí debo de ser muy cautelosa. Cada persona tiene un historial médico diferente y no quisiera dar consejos que pudieran perjudicar tu salud.

El internet está lleno de páginas dedicadas a éste tema, así que puedes consultarlas y tomar tu propia decisión.

¿Qué pasó con mi experimento, nunca salió la “madre”?

Bueno, pues en ocasiones esa bacteria en especial que necesitamos para que forme el “barco” no se encuentra, nunca llega, entonces tenemos que hacer como señales de humo, incitarla a llegar o incluirla o provocar su llegada.

¿Qué hago?

El primer paso es paciencia (de nuevo)

La primera ocasión que comencé a tratar de hacer vinagre casero no salió nada, durante meses esperé y nada.
Como nunca llegaron a colonizar mi vinagre entonces lo que yo hice fue agregar de nuevo manzana, así sin lavar y con más paciencia finalmente llegaron las Acetobacter xylinum y comenzaron a hacer su trabajo.

¿Qué facilita la llegada de las acetobacterias?

Usar manzanas orgánicas. Busca en tu ciudad manzanas orgánicas y verás que el resultado es más rápido.

Si en lugar de manzana usas piña, solamente la cáscara, tendrás vinagre de piña rapidísimo.

¿Cuándo sé que debo desechar el líquido?

No es vinagre, sólo es líquido. Cuando notes un olor desagradable o que las manzanas están verdes, es que tienen moho y es tiempo de tirar a la basura y comenzar de nuevo.

Pues creo que hasta aquí son las preguntas que se me ocurre podríamos tener con respecto al vinagre de manzana.

Espero que les sea útil el tutorial y mándenme fotos a mi fb de su vinagre.

Párrafo tomado de:
http://www.nutribiota.net/blog/blog5.php/el-cultivo-de-kombucha?page=3