Pambazos

¡Pambazos! Platillo muy típico en el Estado de México y sus alrededores, Puebla y aún Veracruz lo acostumbran en sus mesas, en cada  uno de éstas ciudades o estados varían la elaboración del pambazo en su salsa y rellenos.

Viví 3 años en la ciudad de México y nunca probé los pambazos, así que durante años quise prepararlos pero pues para empezar no conseguía el pan típico del pambazo y así como ponerme a hacerlo nunca me di el tiempo, así que finalmente  conseguí una amiga que me hiciera el pan y elaboré éste platillo tan típico de nuestro país.

El nombre pambazo proviene del pan con el que originalmente era elaborado, llamado pan basso o pan bajo virreinal, se preparaba con los residuos de harina cernida y con trigo de calidad inferior, por lo que era considerado para las clases más necesitadas, por eso su nombre, pan bajo. De hecho fue tan popular que hubo establecimientos exclusivos llamados pambacerías.

Me parece increíble cómo es que mucho platillos en todo el mundo nacieron de una situación difícil económica en donde había que aprovechar al máximo todo el material, así es como la necesidad junto a la creatividad han dado paso a tan ricos platillos y ahora populares que están al alcance y paladar de todos nosotros.

Ésta rica receta es de mi amiga Norma, del blog La cocina de Norma, ella también tiene la receta del pan para que tú mismo lo elabores, ¡Muchas gracias Norma, me encantan tus recetas.

Salsa verde:

1/4 kg de tomate
1/4 trozo de cebolla
4 ramitas de cilantro
Chile serrano al gusto
1 diente de ajo

Procedimiento:

En una olla con agua pon a cocer los tomates, cebolla, cilantro y chile serrano.

Una vez que hierva el agua, apaga el fuego, tapa y cuando cambien de color los tomates ya los puedes licuar con la sal y el ajo.

Deja aparte.

Salsa roja para los pambazos:

5 chiles guajillo o mirasol sin venas ni semillas
1 chile ancho sin venas y sin semillas
1 diente de ajo asado
pizca de orégano
1 pimienta gorda
1 pizca de canela en raja
1 pizca de cominos
Sal al gusto

Procedimiento:

Asa los chiles en el comal con cuidado de no pasarte porque se amargan

Mete los chiles en una olla con agua hirviendo para que se hidraten, una vez que cambien de color están listos.

Licua todos los ingredientes y deja aparte

Relleno para los pambazos:

4/5 papas cocidas y en cubitos
300 gr de chorizo
1/2 cebolla picada en cubitos
Sal al gusto

Procedimiento:

En una sartén con un poco de aceite pon a acitronar la cebolla, agrega el chorizo y fríe hasta que el chorizo esté cocido.

Ahora agrega las papas y sal al gusto

Deja aparte.

Armando los pambazos:

12 panes para pambazos (receta de los panes aquí)
1 receta de salsa verde
1 receta de salsa verde
1 receta de papas con chorizo
Lechuga desinfectada y cortada finamente
Crema ácida
Queso de mesa

Procedimiento:

Parte los panes por mitad y pasa cada mitad por la salsa roja, solamente la parte exterior.

Fríe los pambazos por ambos lados para que estén calientitos.

Rellena con chorizo y papas, añade lechuga, crema y queso, salsa verde al gusto de cada comensal.

¡Sirve y disfruta!

 

Post patrocinado por  grupo ACCOR

Texto: http://avagar.mx/origen-de-los-pambazos/

Tradicional Rosca de Naranja

Me encantan las recetas que son de “toda la vida”. Aquellas sin complicaciones, las que hacían las mamás y que era un “simple” y delicioso pan para cenar. Ésas que saben a pan de mantequilla y que nos encantan.

Ésta receta es así, tradicional, sin pretensiones pero que siempre son triunfadores, huelen a hogar, añoranza… ¡No dejemos que éstas sencillas recetas se pierdan! ¡Vamos sacando del baúl éstas recetas tan ricas y tradicionales en nuestro país!

Ésta deliciosa receta es de mi amiga querida Lety de Huerta, conocida por muchos de ustedes por su programa de radio que tanto tiempo tuvo,  mil gracias Lety por tus ricas recetas y por tanto que aprendemos contigo.

Ingredientes:

250 gr. mantequilla
1 taza de azúcar
6 huevos grandes
3 tazas de harina
3 cucharaditas de polvo para hornear tipo Royal
Ralladura de una naranja
1/2 taza de juego de naranja (puedes poner mitad jugo mitad leche evaporada)

Jarabe:

1 taza jugo de naranja
1/2 taza de azúcar (puede ser menos)
2 cucharadas de mantequilla
Mermelada de naranja ó azúcar glass para adornar

Procedimiento:

Precalienta el horno a 180°C

Engrasa un molde en forma de rosca, deja aparte

Acrema la mantequilla junto con el azúcar  en el bowl de la batidora

Una vez esponjada la mantequilla agrega las yemas una a una

Añade la ralladura de naranja y enseguida el harina junto con el polvo de hornear, alternando con el jugo.

Por otro lado bate las claras a punto de turrón y agrega a la mezcla de forma envolvente, ésta masa es espesa, no te asustes.

7 Vierte la masa en el molde y hornea por 35 a 40 minutos, depende de tu horno o hasta que al introducir un palillo éste salga con un poco de moronitas.

Deja enfriar en una rejilla.

Mientras tanto prepara el jarabe, coloca todos los ingredientes en una ollita y deja hervir hasta que se disuelva el azúcar, unos dos minutos o tres.

10 Mojar la rosca con el jarabe aún sin desmoldar y deja enfriar.

11 Una vez frío desmolda la rosca en un plato muy lindo y  distribuye mermelada de naranja sobre toda la rosca (yo no puse mermelada)

12 Sirve un buen trozo de pan y ¡Disfruta!

Pastel antiguo de piña y coco

Antes que nada debo decir que el título no tiene nada que ver con el nombre de éste delicioso pastel que acabo de descubrir.

Así es, no podía poner el nombre original en el título porque para nosotros no tendría sentido, de hecho no tiene tampoco sentido en Estados Unidos. El primer nombre es Chop Suey Cake, sí , tal cual como el de la comida china, ése…. Y el otro nombre del pastel ¡Me encanta! Church Lady Cake pero pues poner el título en inglés de un blog mexicano como que no, así que decidí sólo Pastel Antiguo de Piña y Coco.

En la red encontré la foto de éste delicioso pastel y fue amor a primera vista, después leí que se trataba de una receta que data desde los años 1940 s , así que más me gustó, la gota que derramó el vaso fue leer la receta y no encontrar nada de grasa en ella, nada, no mantequilla, no aceite, no manteca ¡Nada! Así que no sé qué pudo más si el nombre o lo ingredientes… o quizás la curiosidad.

Así que poniendo manos a la obra lo hice y el resultado fue ¡Maravilloso! ¡Me encantó! Una receta tan sencilla, la haces en menos de 5 minutos y en 25/30 minutos ya tienes un pastel vistoso y rico, ¿Qué más podemos pedir?

La receta de éste delicioso pastel la tomé de éste blog que me gustó mucho: A Family Feast

 

Ésta receta te va a encantar, increíble que no lleve nada de grasa y quede tan rico,  su sabor es intenso a piña y coco, el frosting le da el toque final que de verdad te encantará, además es económico 🙂

El único cambio que he hecho es en el frosting, a mí no me gusta añadir mantequilla, ni nada, solamente queso y azúcar, tú puedes hacer tu frosting según tu gusto.

Ingredientes:

2 tazas de harina
1 taza de azúcar
2 huevos grandes
2 cucharaditas de bicarbonato
2 tazas de piña en almibar (sólo la fruta)
1/2 taza de almibar de piña
1 taza de nuez en trozo pequeño
1/2 taza de coco rallado
190 gr. de queso crema a temperatura ambiente
1/4 taza de azúcar glass (Puedes usar más)
Nueces para adornar

Procedimiento:

Precalienta el horno a 180°C

En el vaso de la licuadora coloca la piña y dale dos o tres pasadas, solamente para que se “machaque” un poco, deja aparte.

En un bowl grande coloca el harina, azúcar y bicarbonato, revuelve bien a integrar.

Añade los huevos, la piña, el jugo, nuez y coco, revuelve con una pala de madera o espátula,hasta lograr una masa uniforme.

Engrasa un molde bonito/refractario y vierte la mezcla.

Mete al horno por 25 minutos o hasta que al introducir el palillo salga con unas cuantas migajas, no completamente limpio.

Saca el pastel del horno y deja enfriar en una rejilla.

Mientras puedes ir haciendo el frosting.

En el bowl de la batidora coloca el queso crema junto con el azúcar y bate hasta obtener una textura cremosa.

10 Una vez que el pastel está frío o tibio puedes untar el frosting y cubrir con las nueces, también puedes añadir coco, mete al refrigerador y sirve.

11 ¡Disfruta!

Tip:

Puedes agregar un poco del almíbar de piña al pastel una vez que está horneado, le dará un poco de más humedad, aunque así tal cual no está seco.

Recetas con avena

¿Qué tal la imagen con todas las recetas que puedes elaborar con avena? Y ésto es sólo una muy pequeñísima muestra de todas las recetas que prepararon los participantes del segundo concurso que organizaron  mis queridos amigos de Avena Canadiense.

¡En éste segundo concurso hubo más de 160 recetas participantes! Pero éstas imágenes hablan más que mil palabras. Me quedé realmente sorprendida de tan lindas, creativas, sanas y  ricas recetas participaron.

Brochetas de avena y espinaca, tartaletas de avena, barritas de avena y miel, lasaña con avena, donas de avena, brownies, pan integral, alfajores, etc… infinidad de ricas recetas elaboradas todas con avena.

Unas de las recetas que más llamaron mi atención fueron los Macarons hechos a base de harina de avena, ¡Realmente me sorprendieron!

Así que te invito a visitar la página de Avena Canadiense para que puedas ver todas las deliciosas recetas y opciones que tenemos para añadir a nuestro menú diario.

Por cierto, debes de estar muy atento ya que habrá más concursos en donde los premios son muy pero muy atractivos,  ¿Con qué receta vas a participar?

*Post patrocinado por Avena Canadiense

¡Delicioso Cheesecake sin horno!

En ocasiones no tenemos el tiempo para un postre muy elaborado, pero nos encanta quedar bien ya sea con nuestra familia o en la reunión en donde queremos llevar algo rico y supervistoso.

¡Éste cheesecake es tu opción! No lo tienes que hornear, no lleva grenetina ( no me gustan los cheesecake con grenetina), luce hermoso y es delicioso, ¿Qué más quieres?

¡Vamos a la receta!

Ingredientes :

15 galletas tipo María (yo usé gluten free por eso se ve diferente)
1 barra de mantequilla
3 cucharadas de azúcar  (la puedes omitir)
2 barras grandes de queso crema
3/4 de taza de azúcar glass
1 taza de yogurt tipo griego
1 cucharadita de vainilla
1 taza de crema batida* (usé Lyncott)
2 tazas de frutos rojos combinados (puedes usar cualquier fruta)

Procedimiento:

En un procesador de alimentos o en la licuadora, procesa las galletas y las 3 cucharadas de azúcar (yo no le puse azúcar), derrite la mantequilla y forma una “masita”.

Acomoda la mezcla anterior en un molde de anillo o en un refractario, comprime con la base de una cuchara o con la base de una taza, también acomoda en los lados para que quede perfectamente forrado.

En el bowl de la batidora coloca el queso crema y bate junto con el azúcar hasta tener un batido suave y cremoso.

Agrega la vainilla y el yogurt, sigue batiendo bajando los lados de la batidora para que no te queden grumos.

Ahora en un bowl aparte, monta la crema para batir y agrega a la mezcla de queso, incorpora suavemente con una espátula.

Ahora vierte toda la mezcla en el molde y aplana hasta que quede bonito.

Refrigera por lo menos unas 6 horas (toda la noche)

Ahora, en un tazón coloca toda la fruta y añade 2 cucharadas de azúcar, revuelve y deja reposar unos 10 minutos.

Abre el anillo del molde y coloca el cheesecake en un plato bonito, adorna al gusto con la fruta.

10 ¡Disfruta!

Receta tomada de Martha Stewart