Manchamanteles

¿Conoces el manchamanteles? Ésta es una receta que yo había escuchado mucho y siempre había querido hacer y por una u otra razón no me había dado el tiempo, pensaba que era muy difícil.

Ahora puedo decir que el manchamanteles es una de mis recetas favoritas ¡Me encantó! Resulta que los moles en nuestro país son muy especiales, es un platillo de nuestra gastronomía mexicana que se elabora para ocasiones muy especiales (claro que también elaboramos moles sencillos para el diario), cada tipo de mole tiene su propia historia y tradición

Mole es sinónimo de fiesta, de tradición, de historia cultural y familiar, ¡Me enamora tanto por todo esto mi país! Me emociona, se me acelera el corazón pensar que en una casa se hará mole para un festejo ya que éste proceso lleva días y días de planeación y finalmente los invitados a la fiesta probarán en un momento las horas de dedicación que la autora o autor del mole pasó en el la elaboración del mismo, ¡Cuánto amor puede haber en un sólo platillo! ¿No te admira?

El manchamanteles se elabora en varios estados del país , Oaxaca lo considera uno de sus 7 moles,  en Puebla, ciudad de México, Jalisco, Guerrero y Veracruz. también se elabora. Ésta es una receta de conventos que dependiendo del estado se elabora con diferentes chiles y frutas las cuales pueden ser durazno, perón, piña y plátano macho, aún jícama. También la carne puede variar, puede ser cerdo o pollo, de cualquier forma éste mole es ¡Delicioso! Tiene un sabor dulzón, afrutado, ¡Exquisito! De verdad muy muy rico.

Pues pronto se acerca el día de las Madres y en nuestro país es un día de fiesta y siendo así pues el manchamanteles me parece el platillo ideal para celebrar a Mamá. Ahora, no te desanimes con lo dicho anteriormente sobre los días y días de anticipación ya que éste mole en particular es muy sencillo, no incluye tantos ingredientes ni mucho tiempo.

Y hablando de celebraciones, éstas incluyen regalos, ya sabes que para mí ésto no es lo más importante, lo más importante para mí es el tiempo que pasas con tu familia, amigos y seres queridos, pero aún así un regalito no cae nada mal ¿no?

Bueno pues yo ya tengo el mío y nada de regalito, ¡Regalote! Vitamix, me regaló su súper licuadora para que la probara y les contara qué tal me pareció.

Siempre les he compartido que si te gusta la cocina siendo una ama de casa, un hombre apasionado por la cocina, chef, cocinero etc…siempre he sido de la idea de tener las herramientas adecuadas para realizar tus platillos. Tanto ingredientes como herramientas de primera calidad (no necesariamente lo más caro) son básicos para trabajar con eficiencia, es decir hacerlo de forma más efectiva y gastar el menos tiempo posible en ello, obteniendo el mejor resultado posible.

En la cocina y más ahora en el tiempo en que vivimos, en donde vivimos de forma tan acelerada queremos instrumentos que nos hagan la vida más fácil, ésto es lo que he experimentado con mi Vitamix. En menos tiempo hago lo mejor, me ahorro pasos en cada platillo al usarla y además con un sólo aparato en un sólo paso hago delicias para mi familia y amigos.

No estoy exagerando al decir que la Vitamix es un gran aparato, me encantó su capacidad para licuar ingredientes en seco, por ejemplo, puedes hacer una crema de cacahuate, de almendras o de nuez de la India tan tersa como la comercial pero natural y a tu propio gusto, sin conservadores ni saborizantes artificiales. También puedes elaborar helados con fruta natural, sopas que al introducir los vegetales crudos y el caldo salen calientes ¡Sólo para servir! Por supuesto licuados de frutas naturales, leche de almendras, de nuez,  puedes elaborar tus propias harinas de avena, de trigo, sorgo, arroz integral, cebada, linaza,  etc…. ¿No te parece una maravilla?

Vitamix me encanta por que no es una licuadora desechable como ahora la mayoría de los aparatos que compramos. Está diseñada para que la uses por muchos años y aún la heredes antes de comprar el siguiente modelito. Más que un gasto, para mí es una inversión en tiempo y calidad para tu cocina.

Buscando una utilidad práctica en la cocina mexicana para la Vitamix, pensé en un mole. En la elaboración de un mole es muy importante que la salsa o mole tenga una textura agradable tanto a la vista como al paladar, que no se sienta “granuloso” , debe de tener una textura muy tersa, no sentir en el paladar un pedacito de ésto o aquello sino una combinación homogénea de todos los ingredientes.  Ésto lo logramos al colar la mezcla de chiles, semillas y especias, éste proceso para mí es el más difícil de toda la elaboración del mole.

Mi experiencia con la Vitamix al hacer el mole fue impactante, no tuve que colar el manchamanteles, su textura fue tan tersa como si hubiese sido pasado por un cedal. Así de ésta forma ahorré tiempo y la elaboración del manchamanteles fue más sencilla.

Estoy ansiosa de seguir usando mi super licuadora, ya tengo en el congelador unos plátanos, me estoy saboreando un helado de plátano. Tengo en mente una horchata de arroz, avena o amaranto, pastel de 3 leches de hotcakes, un granizado de sandía o de cualquier fruta… ¡Ufff! Tengo muchas ideas para seguir disfrutando mi Vitamix.

Por lo pronto vamos a la receta del manchamanteles ¡Receta espectacular para festejar a mamá éste 10 de Mayo! ¡Y qué mejor pretexto que una Vitamix para el día en que celebramos a Mamá.!

¡Feliz día de las Madres a todas mis lectoras que siempre son tan lindas conmigo! Les agradezco tanto su amor y paciencia hacia mí, ¡Muchas gracias!

Ingredientes:

5 piezas de pollo, muslos y piernas cocidos
10 chiles anchos sin venas ni semillas
2 cucharadas de vinagre para remojar los chiles
700 gr de jitomate
1/4 pieza cebolla
2 dientes de ajo
50 gr de cacahuates
3 pimientas gordas
1 trozo muy pequeño de canela
1 clavo
3 cucharadas vinagre de manzana casero para el mole  o más según el gusto
2 plátanos machos en rebanadas y fritos
1 rebanada de piña pelada yen cubos
1 manzana golden pelada y en cubos
Sal y azúcar al gusto
Caldo de pollo
Ajonjolí tostado para adornar
Manteca para freír el manchamanteles

Procedimiento:

1 En agua hirviendo coloca los chiles y las dos cucharadas de vinagre, deja reposar hasta que los chiles anchos cambien de color.

En un comal pon a asar los jitomates, cebolla y ajo.

Mientras tanto en una sartén pon el ajonjolí a tostar, saca el ajonjolí y ahora agrega un poco de aceite al sartén y fríe los cacahuates, saca y fríe los plátanos machos. Puedes enjuagar el sartén después de cada uso pero de ésta forma ahorras tiempo.

4 Ahora agrega en el vaso de tu Vitamix el jitomate, cebolla, ajos, cacahuate, chiles, pimientas, clavo, vinagre, sal y un poco de azúcar.

5 Procesa asegurándote que la tapa de tu vitamix está perfectamente colocada. Comienza en el nivel uno y vé aumentando la velocidad, puedes ayudarte con el tamper para facilitar el proceso.

En éste momento necesitarás un poco de caldo para que no quede tan espeso tu manchamenteles, puedes ir aumentando poco a poco el caldo y seguir procesando hasta lograr la textura deseada.

En una olla de barro o cualquier tipo de olla pon un poco de manteca, unas dos cucharadas (puede ser aceite) y agrega el mole,  añade las frutas menos el plátano y deja sazonar perfectamente, si te falta caldo, agrega. Sal y azúcar a tu gusto. Te recomiendo que los agregues después de que las frutas se hayan cocido ya que soltarán su jugo.

Ahora vamos a disfrutar,  en un plato coloca un poco de arroz blanco, la pieza de pollo, baña con el manchamanteles, adorna con ajonjolí y el plátano macho.

¡Feliz día Mamá!

Pastel azteca

Típico platillo mexicano, ¡Increíble que no tenía la receta en mi blog!

Este delicioso pastel azteca es tan fácil de hacer y súper práctico, en casa nunca lo había hecho, no  tengo una razón específica por la cual no lo había probado pero desde que lo hice y lo probaron en casa ha sido un éxito rotundo.

¡Ésta receta es tan pero tan sencilla y tan rica! Estoy segura que te encantará.

Yo sé que recetas de pastel azteca debe de haber muchas, algunos le ponen granos de elote amarillo, a mí sinceramente no se me antojó añadirle granos de elote,  así que no les puse, te invito a agregar tus ingredientes preferidos y hacer los cambios en la salsa a tu gusto.. digamos que yo te daré la base de la receta ya los cambios dependen de tu creatividad y gusto, de seguro te saldrá ¡Delicioso!

Ingredientes:
4 porciones

1 pechuga de pollo cocida y deshebrada
1 kg de jitomate tipo saladet maduro
2 chiles poblanos tatemados, pelados y en rajas
1 rodaja de cebolla
1 diente de ajo
1 kg de tortillas de maíz
300 gr de queso
1/4 taza de crema

Procedimiento:

En el comal pon a asar los jitomates.

Mientras tanto fríe las tortillas (pueden ser menos depende de tu molde)

Una vez bien tatemeados por en la licuadora los jitomates sin piel, la cebolla y ajo, licúa muy bien.

En una sartén pon un poco de aceite pon a freír los chiles poblanos en raja y después vierte la salsa licuada, deja que se sazone con sal a tu gusto.

Ahora en el refractario o molde que escogiste para servir, acomoda una cama de tortillas pasadas por aceite, una capa de abundante salsa, otra de pollo, crema y queso.

Sigue con capa de tortilla, salsa, pollo, crema y queso a terminar con crema y queso.

Mete al horno sólo hasta que se gratine el queso (180°C horno precalentado unos 15 minutos) y si tienes salamandra mete la sartén para que se dore un poco el queso y si no tienes, aumente al máximo el fuego del horno  en los últimos minutos y sube el molde hasta la parte superior del mismo.

Sirve con frijolitos refritos.

¡Disfruta!

Pay de pollo de la Tía Güera

Ésta receta la aprendí a preparar hace muchos años, cuando vivía en la ciudad de México con mis tíos y primos.

Mi querida Tía Güera era una excelente cocinera y aprendí de ella muchísimo, yo veía cómo es que ella lograba hacer platillos tan complicados que sólo servían en lugares lujosos y sin problema los preparaba como si nada.

Este pay de pollo tan sencillo lo hacía ella y aprendí a hacerlo y en casa nos encanta. Es muy muy cumplidor porque no es la típica receta de relleno de pollo, no es complicada pero pequeños elementos le añaden un plus.

Si tienes una reunión, si quieres consentir a tu familia con algo diferente, si tienes un poco de pollo de sobra o te gusta la pasta de hojaldre así de doradita; ésta receta es la tuya.

¿Te fijas en qué sartén la hornee? ¡Quedó super crujiente y hermosa! Es un sartén de hierro fundido, ¡Me encantan! Hace algunos años un buen amigo me regaló un juego de ellos y no sabes cuánto los he usado.

Te voy a platicar algunas ventajas que tiene un sartén de éste tipo:

+ Si lo cuidas adecuadamente es un sartén antiadherente

+ Excelente conductor de calor, a pesar de que tarda un poco en calentarse, una vez caliente ¡No lo paras!

+ Distribuye perfectamente el calor

+ Duradero, son de los utensilios que heredarán tus nietos y bisnietos y etc…

+ Puedes meterlo al horno, a la parrilla, por supuesto estufa, fuego directo en carbón etc… ¡No le pasa nada!

Muchas personas se preocupan cómo curarlo y cuidarlo, para curarlo solamente coloca un poco de aceite o manteca y distribuye con servilleta en todo el sartén, calienta en estufa por unos 10 minutos y deja enfriar, retira y limpia de nuevo el exceso de aceite.

Para limpiarlo sólo limpia con servilleta de papel o trapo y así será antiadherente, no usar jabón. Yo a veces si lo lavo pero vuelvo a curarlo y ¡Listo!

Bueno, pues todo éste rollo para decirte que antes era muy difícil encontrar estos sartenes en México. Un día mi marido andaba buscando sartenes de éste tipo y encontró al distribuidor en nuestra propia ciudad, lo contacté y nos encantó el producto.

Te paso el dato del distribuidor aquí en Guadalajara, me trataron muy muy bien y la calidad de sus sartenes no le pide nada a los americanos. Te paso el dato , su página de fb es JCE Hierro Fundido , teléfono (33) 3619 0801, creo que en éstos tiempos vale la pena apoyar los productos nacionales, ¿No lo crees?

Ingredientes:

1 kg de pasta de hojaldre
1 pechuga de pollo cocida y deshebrada
500 gr de jitomate tipo saladet maduro
1/2 cebolla blanca picada finamente
Alcaparras o aceitunas picadas al gusto (te recomiendo no omitirlas, es lo que le da sabor al guiso)
1 huevo ligeramente batido para barnizar
Azúcar para espolvorear

Procedimiento:

En una sartén agrega un poco de aceite, la cebolla y deja que se acitrone un poco.

Agrega el jitomate picado, deja hervir un poco y con el apachurrador de frijoles machuca para que se mezcle bien todo, sazona con cuidado, pon menos sal que lo acostumbrado.

Ahora, añade el pollo desmenuzado y las alcaparras o aceitunas, checa de sal con cuidado porque las éstos últimos ingredientes son salados.

Prueba y si notas que falta sazón agrega un poco de puré de tomate comercial.

Deja enfriar.

En una superficie limpia espolvorea un poco de harina y estira la masa de hojaldre.

Coloca el disco en la sartén de hierro o en el que usarás (puede ser un refractario de vidrio, charola para galletas, lo que gustes)

Añade el guisado de pollo que ya está frio y coloca encima otro disco de pasta de hojaldre.

Barniza la orilla de la pasta de hojaldre y pega una orilla con la otra para que no se despeguen, marca la orilla con un tenedor.

10 Barniza toda la pasta con el huevo y espolvorea con azúcar, éste es el toque especial y más rico de todo!

11 Hornea en horno precalentado a 250°C por 10 minutos y posteriormente baja la temperatura a 180°C  hasta que se dore, unos 40 minutos aproximadamente.

12 Sirve con ensalada verde.

13 ¡Disfruta!

Tinga de Pollo

tinga-de-pollo

Si tienes una comida o taquiza o te tocó llevar un platillo, la tinga es el platillo perfecto para la ocasión.

Para mí, la tinga es un sabor relativamente nuevo, con vergüenza digo que tengo muy poco de conocerlo, en mi casa nunca hicieron tinga, pero una querida amiga que es quien me ha enseñado muchos platillos muy tradicionales me dió la receta y ahora es uno de esos guisos que les encanta a mi familia y a mí también.

Cada hogar y cada persona tiene su propia receta de tinga, la base es la misma o la esencia es la misma, los toques distintos los daremos de acuerdo a nuestro gusto y sazón.

Ingredientes:
4/5 porciones apróx.

1 pechuga grande de pollo cocida y deshebrada
1 cebolla fileteada
1 diente de ajo
3 jitomates tipo saladet muy maduros
1 lata de chile chipotle adobado
1/4 taza de vinagre de manzana o piña, de preferencia casero o comercial
210 gr. de puré de tomate comercial (puede ser más o menos según tu gusto u omitirlo)
1 pizca de orégano
Sal  al gusto

Para servir:

Tostadas
Crema
Lechuga cortada muy finita
Aguacate en rebanadas
Queso para espolvorear arriba (opcional)

Procedimiento:

En una sartén amplia agrega un poco de aceite y comienza a freír la cebolla.

Una vez que la cebolla está casi transparente, agrega el pollo desmenuzado deja que dore unos minutos.

Mientras tanto, en la licuadora coloca el ajo, los jitomates, chile chipotle, el orégano y el vinagre, licua muy bien, puedes agregar un poco del caldo en donde se coció la pechuga para favorecer el proceso a la licuadora.

Agrega lo anterior al pollo y cebolla, añade el puré de tomate comercial y sazona con sal.

Deja hervir hasta que se consuma un poco la salsa y si gustas puedes añadir chiles chipotles enteros.

Para servir puedes presentar en tostadas o en tacos.

Si son tostadas; agrega un poco de tinga a cada tostada, lechuga, aguacate, crema y un poco de queso espolvoreado (opcional)

¡Disfruta!

Pollo al chipotle

 
Pollo al chipotle, ¿Cualquier pollo al chipotle, como la receta que medio mundo sabe? ¡No!
 
Aunque la receta que medio mundo sabe es muy buena (de hecho debo incluirla en el blog), esta receta de pollo al chipotle es diferente y MUY buena.
 
Andado en la red me topé con ella, resulta que es la copia del Chipotle Chicken Recipe que se vende en un restaurant americano muy conocido: Chipotle, el cual dice que es comida “mexican grill”, es decir, comida mexicana a las brasas.
 
Bueno, difiero de ello un poco, yo consideraría este tipo de comida más bien comida tipo Tex-mex, la cual en sí misma es una cultura y comida muy rica, pero mexicana no, ellos preparan este pollo en burritos, los típicos burritos estilo americano que nunca he probado y algún día debo de hacer, los cuales van rellenos de arroz, frijoles, lechuga, pollo, queso, crema ácida y guacamole por supuesto, ¡Debo de hacerlos!
 
En fín, tuve mucha curiosidad por hacer esta receta y debo decir que me gustó mucho. Es un guisado diferente, no sabe mucho a comino, yo le hice algunos cambios y aquí tengo el resultado, ¡Pruébala! Yo espero que te guste tanto como a mí.
 
Ingredientes:
 
1 pechuga de pollo sin piel, sin hueso, cortada en cubitos
1/2 cebolla morada
3 dientes de ajo
2 cucharadas del adobo de chiles chipotles (yo puse un chile completo y adobo)
2 cucharadas de aceite de oliva 
1 chile ancho pequeño, sin venas ni semillas remojado en agua caliente
1 cucharadita de comino
1 cucharadita de orégano
1 cucharada de sal
1/2 cucharadita de pimienta
1/4 de taza de vinagre casero, si es comercial pon menos
Procedimiento:
En el vaso de la licuadora coloca todos los ingredientes menos el pollo.
 
Procesa perfectamente hasta obtener una pasta no tan espesa, si le falta agua para que quede un poco más líquida agrega.
 
Prueba de sal y vinagre, agrega a tu gusto
Vierte el adobo sobre el pollo, revuelve para que todo el pollo se impregne de la salsa, tapa con plástico el tazón y mete al refrigerador, mínimo una hora o toda la noche.
Mientras puedes ir haciendo el arroz blanco, aquí la receta.
 
Ahora, saca el pollo y en una sartén , yo usé de acero (los negros, pesados), agrega un poco de aceite, unas dos cucharadas, deja calentar y agrega la mitad del pollo, deja que se reseque un poco, saca el pollo y agrega un poco más de aceite y el pollo sobrante.
 
Termina de cocinar el pollo , junta las dos porciones de pollo cocido y listo.
 
Sirve una cama de arroz en un plato, arriba el pollo y adorna con cilantro.
 
¡Disfruta!

Receta adaptada de :Brown eyed baked