Rollo de dátil y nuez

¿Aún no sabes qué regalar en ésta navidad? ¿Por qué no un regalo hecho por tí?

Estoy segura de que ya conoces éste delicioso rollo de dátil y nuez, alguna ocasión ya lo probaste o lo viste en alguna tienda de delicatessen. Me parece un regalo perfecto o también un final feliz para tu cena navideña.

Éste rollo es un éxito en donde quiera que lo lleves, sólo dátil y nuez un poco de leche para ayudar a formarlo, un dulce fino y delicioso y lo mejor ¡Nada difícil de hacer!

¿Te animas? ¡Vamos a hacerlo! Te vas a sorprender de las cosas tan deliciosas que puedes hacer con un poco de tiempo y siguiendo las instrucciones.

Ingredientes:

1/4 de kg de dátiles sin hueso, finamente picados
1/4 de litro de leche
300 gr. de azúcar
300 gr. de nuez  en trozo pequeño (200 gr para el dulce y 100 para la parte de afuera
1/2 cucharadita de vainilla
1 manta

Procedimiento:

Antes de comenzar toma un vaso y llénalo con agua y déjalo junto a tí en el lugar en donde estarás trabajando.

En una olla con fondo grueso pon el azúcar junto con la leche al fuego y mueve constantemente con una pala de madera.

Comenzará a hervir y debes de estar atento en el punto en que llega a bola suave ésta mezcla, es decir, comenzará a espesarse y llega un punto en donde llegará a cierta temperatura que cuando dejas caer unas gotas en el vaso con agua y tomas la gota entre el dedo índice y pulgar es una bola suave es decir no se endurece. Si tienes termómetro serán 240°F ó 115 °C. Ten cuidado de no tocar la gota sin antes pasarla por agua.

Ahora una vez que tenemos el punto de bola suave, baja la temperatura a fuego medio y añade  el dátil, vainilla y la nuez.

Deja hervir moviendo constantemente por unos 2 minutos más.

Extiende la manta o toalla limpia y deja caer la mezcla con cuidado del lado que está pegado a tí, está muy caliente, trata de distribuir a lo largo de la toalla para comenzar a formar el rollo.

Una vez que la distribuíste bien comienza a enrolla sobre la misma toalla, como si estuvieras haciendo un “niño envuelto”.

¡Listo! Deja por unos minutos para que se enfríe y entonces puedes desenrollar y poner el rollo sobre la nuez que apartaste y mover para que quede cubierto por todos lados.

También puedes cubrir el rollo con canela finamente molida.

10 Puedes adornar el rollo de dátil y nuez con papel celofán verde y rojo .

11 Parte y ¡Disfruta!

Receta de Doña Teresa Sahagún de Guízar

Pastel antiguo de piña y coco

Antes que nada debo decir que el título no tiene nada que ver con el nombre de éste delicioso pastel que acabo de descubrir.

Así es, no podía poner el nombre original en el título porque para nosotros no tendría sentido, de hecho no tiene tampoco sentido en Estados Unidos. El primer nombre es Chop Suey Cake, sí , tal cual como el de la comida china, ése…. Y el otro nombre del pastel ¡Me encanta! Church Lady Cake pero pues poner el título en inglés de un blog mexicano como que no, así que decidí sólo Pastel Antiguo de Piña y Coco.

En la red encontré la foto de éste delicioso pastel y fue amor a primera vista, después leí que se trataba de una receta que data desde los años 1940 s , así que más me gustó, la gota que derramó el vaso fue leer la receta y no encontrar nada de grasa en ella, nada, no mantequilla, no aceite, no manteca ¡Nada! Así que no sé qué pudo más si el nombre o lo ingredientes… o quizás la curiosidad.

Así que poniendo manos a la obra lo hice y el resultado fue ¡Maravilloso! ¡Me encantó! Una receta tan sencilla, la haces en menos de 5 minutos y en 25/30 minutos ya tienes un pastel vistoso y rico, ¿Qué más podemos pedir?

La receta de éste delicioso pastel la tomé de éste blog que me gustó mucho: A Family Feast

 

Ésta receta te va a encantar, increíble que no lleve nada de grasa y quede tan rico,  su sabor es intenso a piña y coco, el frosting le da el toque final que de verdad te encantará, además es económico 🙂

El único cambio que he hecho es en el frosting, a mí no me gusta añadir mantequilla, ni nada, solamente queso y azúcar, tú puedes hacer tu frosting según tu gusto.

Ingredientes:

2 tazas de harina
1 taza de azúcar
2 huevos grandes
2 cucharaditas de bicarbonato
2 tazas de piña en almibar (sólo la fruta)
1/2 taza de almibar de piña
1 taza de nuez en trozo pequeño
1/2 taza de coco rallado
190 gr. de queso crema a temperatura ambiente
1/4 taza de azúcar glass (Puedes usar más)
Nueces para adornar

Procedimiento:

Precalienta el horno a 180°C

En el vaso de la licuadora coloca la piña y dale dos o tres pasadas, solamente para que se “machaque” un poco, deja aparte.

En un bowl grande coloca el harina, azúcar y bicarbonato, revuelve bien a integrar.

Añade los huevos, la piña, el jugo, nuez y coco, revuelve con una pala de madera o espátula,hasta lograr una masa uniforme.

Engrasa un molde bonito/refractario y vierte la mezcla.

Mete al horno por 25 minutos o hasta que al introducir el palillo salga con unas cuantas migajas, no completamente limpio.

Saca el pastel del horno y deja enfriar en una rejilla.

Mientras puedes ir haciendo el frosting.

En el bowl de la batidora coloca el queso crema junto con el azúcar y bate hasta obtener una textura cremosa.

10 Una vez que el pastel está frío o tibio puedes untar el frosting y cubrir con las nueces, también puedes añadir coco, mete al refrigerador y sirve.

11 ¡Disfruta!

Tip:

Puedes agregar un poco del almíbar de piña al pastel una vez que está horneado, le dará un poco de más humedad, aunque así tal cual no está seco.

¡Delicioso Cheesecake sin horno!

En ocasiones no tenemos el tiempo para un postre muy elaborado, pero nos encanta quedar bien ya sea con nuestra familia o en la reunión en donde queremos llevar algo rico y supervistoso.

¡Éste cheesecake es tu opción! No lo tienes que hornear, no lleva grenetina ( no me gustan los cheesecake con grenetina), luce hermoso y es delicioso, ¿Qué más quieres?

¡Vamos a la receta!

Ingredientes :

15 galletas tipo María (yo usé gluten free por eso se ve diferente)
1 barra de mantequilla
3 cucharadas de azúcar  (la puedes omitir)
2 barras grandes de queso crema
3/4 de taza de azúcar glass
1 taza de yogurt tipo griego
1 cucharadita de vainilla
1 taza de crema batida* (usé Lyncott)
2 tazas de frutos rojos combinados (puedes usar cualquier fruta)

Procedimiento:

En un procesador de alimentos o en la licuadora, procesa las galletas y las 3 cucharadas de azúcar (yo no le puse azúcar), derrite la mantequilla y forma una “masita”.

Acomoda la mezcla anterior en un molde de anillo o en un refractario, comprime con la base de una cuchara o con la base de una taza, también acomoda en los lados para que quede perfectamente forrado.

En el bowl de la batidora coloca el queso crema y bate junto con el azúcar hasta tener un batido suave y cremoso.

Agrega la vainilla y el yogurt, sigue batiendo bajando los lados de la batidora para que no te queden grumos.

Ahora en un bowl aparte, monta la crema para batir y agrega a la mezcla de queso, incorpora suavemente con una espátula.

Ahora vierte toda la mezcla en el molde y aplana hasta que quede bonito.

Refrigera por lo menos unas 6 horas (toda la noche)

Ahora, en un tazón coloca toda la fruta y añade 2 cucharadas de azúcar, revuelve y deja reposar unos 10 minutos.

Abre el anillo del molde y coloca el cheesecake en un plato bonito, adorna al gusto con la fruta.

10 ¡Disfruta!

Receta tomada de Martha Stewart

Puerquitos, tradicional pan mexicano

Los puerquitos o cochinitos es uno de los panes tradicionales en nuestro precioso México.

Tenemos dos versiones de la misma galleta, una dura que es a base de maíz y ésta que es tipo galleta más fina. Buscando en la red la receta de los puerquitos que son más obscuros y de maíz no la encontré por ningún lado, sin embargo hoy comparto ésta receta que me parece muy pero muy buena.

Ésta receta es de uno de los Chefs más reconocidos por sus conocimientos en panadería mexicana, Irving Quiróz, me encanta su libro Panes Mexicanos de Editorial Larousse, así que si puedes cómpralo, !Te encantará!

La panadería mexicana es tan variada y tan rica, éstos cochinitos tienen ése sabor casero a piloncillo, canela y anís, con un café o chocolate por la tarde ¡Qué delicia!

Ingredientes:

120 ml de agua
300 gr de piloncillo
5 gr semillas de anís (yo puse anís estrella)
1 raja de canela (10 cms)
700 gr de harina de trigo
180 gr azúcar glass
1 cucharadita de polvo para hornear tipo Royal
250 gr, de mantequilla cortada en cubos
2 huevos grandes
1 huevo ligeramente batido+ pizca de azúcar+ pizca sal (para el brillo)

Procedimiento:

Hierve el agua en una olla junto con el piloncillo,  anís y canela hasta que tengas una miel espesa. Retira del fuego y deja enfriar, saca el anís y canela.

En un tazón grande coloca el harina, azúcar glass y el polvo de hornear. Añade la mantequilla y con las yemas de los dedos maneja hasta obtener una consistencia arenosa, agrega la miel de piloncillo y huevos, mezcla con las manos hasta que se combinen los ingredientes.

Cubre la masa con plástico y refrigera durante 30 minutos

Enharina tu mesa de trabajo y extiende la masa con un rodillo hasta que tenga 1 centímetro de grosor.  Con el cortagalletas en forma de puerquito, corta la masa y coloca sobre charola engrasada.

Barniza con el huevo que es para el brillo

Mete al horno por 10 minutos a horno precalentado 180°C o hasta que doren a tu gusto.

Retira y deja enfriar sobre una rejilla

¡Disfruta!

Mermelada de pimientos


  1. Una muy querida amiga de la universidad me regaló unos hermosos, hermosos pimientos anaranjados, los usé en algún platillo y me quedaron dos solitos que no usé. Con el tiempo se fueron haciendo muy fellitos pero se me hacía horrible tirarlos.

Así que pensando, pensando se me ocurrió hacerlos mermelada y pues como siempre digo ¡Me encantó!

Así que te dejo la receta para que la acompañes con unas rebanadas de buen pan como el mío, queso crema y mermelada o con un pollo, chuletas de cerdo o lo que se te ocurra!

Ingredientes:

2 pimientos anaranjados cortados en cuadritos pequeños sin venas ni semillas
1/3 de taza de azúcar (puede ser más o menos según tu gusto)
1/4 de agua
pizca de sal

Procedimiento:

En una olla coloca todos los ingredientes y deja hervir hasta que se suavicen muy bien los pimientos.

Prueba de azúcar y checa de agua, si está muy aguada aún deja hervir más si le falta agua agrega.

Deja enfriar y  licua perfectamente.

Si te quedó muy aguada deja espesar en el fuego.

Envasa en un frasco de vidrio lindo

¡Disfruta!